Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

El regreso del Federalismo

[ 0 ] 24 junio, 2019 |

por Hugo Martini (*)

HUGO

Dentro de los próximos treinta días quedarán definidas las candidaturas que competirán en las elecciones de este año. Una cantidad de nombres, promesas, acuerdos y enfrentamientos atraen toda la atención no solo de los medios –que lo reflejan- sino también de los actores y la gente interesada en el tema. Pero hay un hecho que se ha incorporado al cuadro político como parte normal de la vida de todos los días y que, sin embargo, es una novedad.

La incorporación al debate de Gobernadores y calificados dirigentes del interior del país, no existía hace cuatro años de la forma como sucede hoy. Muchos de esos dirigentes se oponen a la política del gobierno y anuncian candidaturas distintas a las del oficialismo. Tienen el objetivo de ganar las elecciones venciendo al gobierno y gobernar de acuerdo a sus criterios. Sin embargo, la relación con el gobierno nacional es realmente buena. No dejan de pasar por Buenos Aires sin visitar cordialmente al Presidente y éste no deja de encontrarse con ellos, cada vez que viaja al interior.

Este cuadro necesita una explicación. Hasta fines del 2015 esa dirigencia casi no podía actuar, ya que sus provincias estaban económicamente  subordinadas a la autoridad Presidencial. Al finalizar ese año sólo ocho de las 24 provincias tuvieron un resultado financiero positivo. Tres años después – a fines de 2018- 19 provincias exhibieron superávit. Esta bonanza fiscal, es el resultado del fuerte incremento que recibieron por el régimen de Coparticipación Federal.

El déficit de las provincias a fines de 2015 tenía otro efecto político: ante la falta de recursos debían negociar todos los meses con el gobierno central del que – es conocido por todos – recibían o no recibían transferencias, en función de condicionamientos políticos. El resultado era la poca capacidad de autonomía que tenían las provincias para tomar políticas contrarias a la del gobierno nacional.

La aparición con fuerza de estos dirigentes –principalmente de origen peronista- le han dado a la política de estos días un perfil nuevo: un renacimiento del federalismo que está en la Constitución Nacional como forma de gobierno, pero ausente durante décadas de la realidad.

Es como si la más vieja de las ideas de la historia nacional, la división entre unitarios y federales, fuera a definirse en un nuevo acuerdo no escrito. Porque los argentinos han armado a lo largo de décadas, la ficción de un gobierno federal cuando en realidad han vivido en el centralismo de un unicato puro y simple. Esta nueva forma de convivencia puede equilibrar los dos centros de poder en un esfuerzo solidario y conjunto, que no necesita ser partidariamente coincidente.

¿Es éste un mérito de la política del gobierno nacional? Los hechos históricos se mueven muchas veces más allá de la intención de los actores. Lo importante sería que esta contribución al mejoramiento de nuestras prácticas políticas no tenga dueño. Sería la forma más segura de permanecer en el tiempo.

 

(*) El autor es ex Diputado Nacional (PRO)

Categorias: Columnistas, Hugo Martini, Opinión, Sin categoría

Perfil de Hugo Martini: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.