Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Sustitución entre monedas

[ 0 ] 13 junio, 2012 |

Por Juan Carlos de Pablo (*)

“Sustitución entre monedas es uno de los conceptos más ambiguos en economía… Para algunos autores, la sustitución requiere el reemplazo de los tres roles fundamentales de la moneda, para otros sólo alguno de los tres… ¿Se refiere exclusivamente a monedas o también incluye a otros instrumentos financieros, como los títulos públicos?” (Giovannini y Turtelboom, 1992).

También es difícil definir científicamente a la jirafa, pero todo el mundo la reconoce cuando está cerca de una de ellas.

Desde por lo menos la época de Aristóteles (afirma Manuel Fernández López) se le adjudican a los objetos que se utilizan como moneda, el cumplimiento de tres roles: (1) unidad de cuenta, (2) medio de pago de aceptación general y (3) reserva de valor.

1. Que un objeto sea utilizado como unidad de cuenta permite que los precios del resto de los bienes se puedan expresar en términos de las unidades de aquel, de manera que en vez de recordar cada precio relativo (el precio de cada bien en términos de los de los otros) se lo calcula rápidamente dividiendo los dos precios absolutos o monetarios (ejemplo: si una cabra cuesta $ 6 y una hormiga $ 2, entonces se necesitan 3 hormigas para comprar una cabra).

2. Que un objeto sea utilizado como medio de pago de aceptación general implica que con suficientes rectángulos de papel se pueden comprar el resto de los bienes (un marciano recién llegado a la Tierra, que viera a un ser humano entregar papeles y a otro entregar un pan, no sabría quién está comprando y quién está vendiendo. Pero observando muchas transacciones aprendería lo que cada uno de nosotros sabe).

3. Que un objeto sea utilizado como reserva de valor implica que a lo largo del tiempo determinada cantidad de rectángulos de papel puede adquirir aproximadamente la misma cantidad de bienes.

En países como Argentina, sustitución entre monedas significa dejar de utilizar el peso emitido por el Banco Central de la República Argentina y utilizar el dólar emitido por el Sistema de la Reserva Federal o el euro emitido por el Banco Central Europeo.

El primero de los roles en los cuales se verifica la sustitución entre monedas es el de reserva de valor. Porque la inflación le hace perder tal característica a la moneda nacional, a menos que las tasas de interés que los bancos le pagan a los depositantes, sean muy parecidas a la tasa de inflación (nunca, en la Argentina inflacionaria).

Aún en épocas de alta inflación y hasta durante la hiperinflación de 1989, se siguió utilizando la moneda local para realizar transacciones y hasta para fijar precios… durante algunas horas (algunos precios se modificaban más de una vez por día). Excepto en el caso de los inmuebles, donde tanto los precios como el medio de pago habitual fue el dólar.

¿Cuál es el problema de que los argentinos ahorremos en dólares y no en pesos? Que le estamos prestando nuestros ahorros a los Estados Unidos, a cero tasa de interés nominal (en el caso en que mantengamos dichos ahorros en dólares-billetes. A propósito: más de ¾ del stock de billetes de u$s 100 circulan fuera del territorio de Estados Unidos). Lo cual implica quitarle financiamiento a algunos emprendimientos locales. A raíz del riesgo que los gobiernos les hacen correr al ahorrista, los bancos internacionales en los cuales los ahorristas argentinos tienen depositados sus fondos en dólares, se los prestan a algunos empresarios argentinos, o a algunas empresas internacionales radicadas en nuestro país. Por lo cual el riesgo generado por nosotros, lo terminamos pagando nosotros.

¿Se puede revertir un fenómeno “cultural”, como es el ahorro en dólares de los argentinos”? Se puede… si se tiene la paciencia, durante muchísimos años, de evitar las tentaciones de hacerle pagar a los ahorristas los platos rotos cuando fracasa una política económica. Lo cual implica, durante muchísimos años, afrontar costos sin obtener los beneficios. Se puede, pero no es fácil.

(*) Director de Contexto (juancarlosdepablo.com.ar) y miembro del Consejo Asesor de Carta Política.

Categorias: Columnistas, Juan Carlos de Pablo, Opinión, Sin categoría

Perfil de Juan Carlos de Pablo: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.