Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Recibiendo inmigrantes

[ 0 ] 17 marzo, 2017 |

por Carolina Poli Palazzo (*)

CARO MARZOSomos argentinos. Somos ese país que ‘viene de los barcos’ y somos este país que sigue recibiendo inmigrantes. Somos argentinos, los italianos que hablamos español o los españoles que perdieron el acento o una de las comunidades judías mas grandes del mundo o la comunidad árabe que construyo cimientos en todo el país o los alemanes que armaron el Octoberfest en Córdoba… somos argentinos.

Entre entre muchas otras cosas, somos el país que supo recibir abuelos y bisabuelos, quienes con la legislación de hoy deberíamos llamar ‘refugiados’ o ‘migrantes económicos’. Los que vinieron sin un mango, dejando la familia, el idioma, la cultura y toda una vida. Los que vinieron a levantar y construir una Argentina que necesitaba gente.

Eso somos. Y de ahí venimos. Somos también los que recibimos hace mas de 20 años una inmigración constante de países vecinos y en mucha –mucha- menor escala, de países africanos y asiáticos. La diferencia principal es que los que llegan hoy no llegan a un país de vecinos con brazos abiertos. Llegan a un país donde los nacionales tienen miedo de perder la identidad o el trabajo en sus manos, donde ellos son un “otro” que trae problemas.

La amenaza a la identidad esta muy de moda. Se escucha en Europa y en Estados Unidos; se trata de otros que ‘vienen a cambiarnos’ o que nos obligan a ‘dejar de ser mayoría’. Ocurre que siempre cambiamos, que las identidades nacionales siempre se mezclan y se potencian y que la recepción de los inmigrantes impacta directamente en cómo logren integrarse en nuestra sociedad.

Paraguayos, bolivianos, colombianos, chinos, todos. Insertarlos es convivir con sus culturas, entender sus pasados y construir juntos nuestros próximos 40 años. Alentar que sus hijos vayan al colegio y a la universidad y que se queden a generar trabajo, a ser emprendedores, a representarnos en competencias internacionales, a producir lo que salga de nuestra mezcla. Como lo que salió de la mezcla de nuestros abuelos.

Esta claro que ningún país puede recibir migrantes sin ningún tipo de restricciones. Hay una diferencia clara entre una situación que integra a un inmigrante, le dar oportunidades y respeta sus derechos y una situación que abre una política migratoria irrestricta que permite los ingresos para violar cada uno de sus derechos por falta de infraestructura y planificación.

La regulación del Estado es fundamental, no para generar miedos ni securitizar el proceso migratorio, sino para planificar las áreas en las que el país necesita de los inmigrantes que vienen y dónde pueden insertarse mejor.

Planificación de la población: algo básico para uno de los países mas grandes del mundo, el nuestro.

El problema no es que vengan, el problema es la exposición a situaciones precarias, a políticas de Estado que no prevén donde pueden localizarse y explotar sus capacidades laborales. Como en todo grupo humano amplio, siempre habrá casos de todo tipo, pero esta en nosotros dejar de ser una sociedad que los discrimina,  vecinos que les tienen miedo por ser distintos o por la situación precaria en que están.

Insertarlos es trabajo de todos, de los dirigentes que logren enfocar políticas de localización y trabajo y, de nosotros para recibirlos con la curiosidad y calidez con la que un árabe se encontró con un gallego, en nuestra pasada Argentina.

Recordemos que esta demostrado –esto es: nos guste o no- que los flujos migratorios que ya están creados, van a seguir incrementándose. Recordemos que la recepción e integración que les demos es la que forma el futuro de nuestra sociedad. Puestos en una situación de hospitalidad y con sus derechos respetados, los inmigrantes son los que vienen con ganas de trabajar, de generar raíces, de conocer una cultura y aportar la suya. Como nuestros abuelos, los refugiados.

(*) Politóloga, experta en política migratoria, corresponsal de Carta Política en Francia

(**) La pintura es de Anne Bowie

Categorias: Carolina Poli Palazzo, Columnistas, Opinión

Perfil de Carolina Poli Palazzo: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.