Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Macro y micro, durante una crisis

[ 2 ] 17 julio, 2012 |

Por Juan Carlos de Pablo (*)

La economía argentina está hoy en recesión, dado que el PBI industrial en particular, y el PBI total en general, están disminuyendo a lo largo del tiempo.

Esto no quiere decir que cada uno de los oferentes esté disminuyendo el volumen de lo que produce y vende.

Porque, dentro de una crisis, puede haber sectores que siguen creciendo (los fabricantes de botes de goma, luego de una inundación; quienes exportan, cuando cae la demanda interna pero no la internacional).

Pero el caso más frecuente en Argentina 2012 es el de aquel oferente al cual no le cayeron las ventas, y por consiguiente la producción… ¡porque se fundió un competidor!

Dato importante. Si el mercado de zapatillas demanda 10 pares por mes, y está abastecido por Juan –quien produce y vende 6- y por Pedro –quien produce y vende 4-, Juan salta de contento cuando la demanda de zapatillas cae de 10 a 8 pares por mes pero Pedro se retira por completo de la oferta. Porque en estas condiciones Juan aumentará su producción y ventas de 6 a 8 pares por mes.

¿Por qué la reducción de la demanda no implica una disminución proporcional en la producción y venta de cada uno de los oferentes? Por varias razones. Porque no todos tienen los mismos costos, porque no todos pueden ajustar los costos con la misma intensidad, porque algunos tienen más espaldas financieras que otros, porque algunos son más optimistas que otros con respecto al momento del futuro en que reaparecerá la reactivación, porque algunos pueden dedicarse a otras actividades con más facilidad que otros, etc. Ejemplo: hay taxistas “a tiempo completo”, que viven exclusivamente de su actividad, pero también hay taxistas que complementan otros ingresos, o tienen necesidades económicas menos apremiantes, y por consiguiente son los primeros en salir (transitoriamente al menos) de la oferta.

“Quiero ser el último en cerrar la fábrica de mi sector, y el primero en reabrirla”, me dijo un industrial durante el primer semestre de 1989, cuando la hiperinflación paralizó de manera significativa el nivel de actividad económica.

¿Qué importancia relativa tienen “el mostrador” y “la macroeconomía”, en la toma de decisiones individual? A raíz de la crisis económica la cuestión volvió a ubicarse sobre el tapete.

En consecuencia resulta pertinente reproducir un cuento incluido en la entrega Nº 493 de Contexto (19 de enero de 1999).

“Érase una vez un ciudadano que vivía al lado de una carretera, donde vendía panchos. Era sordo, y por lo tanto no escuchaba la radio; no veía muy bien, y en consecuencia no leía los periódicos. Pero eso sí, vendía buenos panchos. Alquiló un trozo de terreno, levantó un gran letrero y pregonaba su mercadería gritando a todo pulmón: “compre deliciosos panchos calientes”. Y la gente compraba.

Aumentó sus adquisiciones de pan y salchichas. Compró otro local, para ocuparse mejor de su comercio, y tanto trabajo tenía que le mandó un mensaje a su hijo, para que regresara de la universidad, donde estudiaba Ciencias Económicas, para que le ayudara. Pero entonces ocurrió algo importante. Su hijo le dijo: “papá; ¿no escuchás la radio, ni leés los periódicos? Estamos atravesando una gran crisis, la situación está francamente mal, no podría ser peor”.

El padre, sordo y chicato, pensó: “mi hijo estudia en la universidad, lee los periódicos y escucha la radio. Debe saber lo que se habla”. Así que compró menos pan y menos panchos, desmontó el letrero, canceló el alquiler para reducir los gastos y dejó de pregonar sus panchos. Sus ventas disminuyeron de día en día. “Tenías razón, hijo”, le dijo al muchacho, “verdaderamente estamos atravesando una gran crisis”. Terminó fundiéndose.

Moraleja: en el correr de la vida nunca faltarán crisis. No frenemos nuestros impulsos y, para evitarlas, sigamos adelante.

Este maravilloso relato me lo envió un atento lector de Contexto, y como no soy egoísta lo quiero compartir con usted. ¿Por qué no hace copias, y se las envía a todos los que para saber dónde están parados, privilegian lo que escuchan en la radio y ven en la televisión, en vez de prestarle principal atención a su propio mostrador?

(*) Director de Contexto (juancarlosdepablo.com.ar) y miembro del Consejo Asesor de Carta Política.

Categorias: Columnistas, Juan Carlos de Pablo, Opinión

Perfil de Juan Carlos de Pablo: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.