Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Los tres frentes de la crisis europea

[ 0 ] 13 junio, 2012 |

Por Aquiles V. González (*)

La formación de la Unión Europea iniciada con la adopción del Tratado de Roma en 1957 por los seis estados fundadores, Alemania, Francia, Italia y los países del Benelux (Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos), puede ser equiparada por su importancia y trascendencia en el mundo de las relaciones internacionales con la creación de las Naciones Unidas en 1945. Si esta última fue una de las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, aquella fue una de las creaciones más sofisticadas y eficaces surgidas en medio de la Guerra Fría. Contribuyó, por una parte, a detener la expansión del bloque socialista y, por la otra, inició un proceso de cooperación política y de integración económica entre Alemania y Francia, rivales durante casi un siglo entre 1870 y 1945.

La crisis económica mundial que estalló en 2008, con la caída de la entidad financiera Lehman Brothers, ha puesto a prueba a la Unión Europea y, en particular, a sus miembros de la zona del Euro. Sin embargo, esta afirmación no significa que la existencia misma de la Unión Europea en términos político-institucionales o que su proceso de integración económica corran peligro de desaparecer.

Es el euro el que necesita ser atendida junto con las instituciones financieras públicas y privadas, que deben ser auxiliadas para evitar un agravamiento profundo de la situación económica y política de la mayoría de los estados. Aparte de las medidas de emergencia, algunas de las cuales ya han sido aplicadas con cierto éxito para impedir el colapso de algunas economías como la irlandesa o la portuguesa, se deben acordar medidas estructurales al interior de los estados europeos y determinar los países que soportarán las mayores cargas financieras.

Es decir, entre los países de la zona euro, se debe tomar la decisión política de definir los estados y los grupos sociales que deberán sobrellevar los cambios necesarios para lograr la ansiada y fundamental convergencia económica. Pero el sacrificio de estos ajustes y reformas no podrán ser realizados solo por los gobiernos y los pueblos de los países deudores. Los estados desarrollados y, en particular, Alemania, deberán contribuir no solo con asistencia financiera sino también con medidas en sus políticas económicas internas que estimulen los procesos productivos de los países deudores.

Se debe señalar que la situación económico-financiera y monetaria de la Unión Europea y, en especial de los países de la zona euro, no sólo deberán ser de naturaleza económica, sino también político-institucional. En efecto, la falta de convergencia entre los países comunitarios no se ha dado exclusivamente en el área económica sino en otras tres en las que la soberanía nacional tiene aún una gravitación fundamental.

1. Política exterior.

2. Defensa internacional.

3. Moneda.

En los tres temas los países miembros han tenido divergencias y hasta posiciones francamente contradictorias. En este sentido, se puede recordar (1) en materia de política exterior las distintas posiciones sustentadas respecto de la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, (2) en materia de defensa las diferentes posiciones de los gobiernos europeos durante la guerra de Irak en 2003 y la crisis de Libia de 2010 y (3) en relación al euro se ha llegado a una crisis que deberá ser superada realizando reformas estructurales que consoliden un régimen financiero y monetario previsible, coherente y sustentable liderado por el Banco Central Europeo, en coordinación con los Bancos Centrales Nacionales de los países del euro.

El desafío no es menor pero la presión económico-social y política impulsará la materialización del cambio para beneficio de una Europa desarrollada, unida y estable.

(*) Analista de Política Internacional

Categorias: Aquiles V. González, Columnistas Invitados, Opinión

Perfil de Aquiles Gonzalez: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.