Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

La agroindustria pilar del desarrollo sostenido del país

[ 0 ] 4 junio, 2014 |

Por Arturo Navarro (*)

A pesar de faltar quince meses para las PASO y dos meses más para las elecciones Presidenciales, me parece oportuno insistir que lo que necesitamos es un nuevo proyecto integral nacional con el sector agropecuario como pilar fundamental.

Se trata de un compromiso entre todos los sectores y la dirigencia política para revertir definitivamente la actual decadencia, con un proyecto planificado de crecimiento y de desarrollo a largo plazo, en función de valores, objetivos económicos generales y objetivos sectoriales de política agropecuaria y agroindustrial.

Estoy promoviendo que el país se convierta rápidamente en un gran exportador de alimentos. El agroindustria es la industria más importante y competitiva del país y la base fundamental para el desarrollo nacional por la acción geopolítica que generara si tienen un plan planificado a largo plazo.

¿El objetivo inmediato? Aumentar las inversiones, las fuentes de trabajo, las producciones y las transformaciones, para exportar a todos los mercados del mundo y abastecer mejor el consumo interno. Cuanto más aumentemos las exportaciones abasteceremos mejor el consumo interno. ¿El ejemplo a imitar? El de los emprendedores que motorizan diferentes clúster regionales en todo el país. Ellos logran integrar eficientemente las producciones y rompen la dinámica de la expulsión territorial de los trabajadores. Relativizaron el costo del flete transformado la materia prima en origen y agregando valor a lo transportado.

Los objetivos económicos serían lograr tasas sostenidas de alto crecimiento de la producción, atemperando los ciclos y las fluctuaciones bruscas, la promoción de inversiones atractivas en la Argentina, para que contribuyan a reducir las tasas de desempleo y promuevan el desarrollo regional. Esto alentaría a la población a radicarse en todo el territorio nacional. Promover una mejor distribución de la riqueza personal, sectorial, funcional y regional, reduciendo los niveles de pobreza, eliminando la marginalidad y la pobreza extrema. Recuperar la cultura del trabajo, defender el valor de la moneda y la estabilidad de precios, a través de la independencia del Banco Central, el respeto a la seguridad jurídica de los inversores externos e internos y el cumplimiento de los compromisos por endeudamiento público.

Cabe destacar que los objetivos sectoriales deben ser coherentes con los valores y objetivos generales. De esta manera se consigue que el interés particular de los actores económicos sectoriales vaya en línea con los intereses generales de la Nación y que las políticas se sostengan en el largo plazo, lo que las transforma en políticas de estado.

Mi mayor aspiración es que 2015 sea una nueva oportunidad para quebrar esta decadencia de tantos años y dar inicio un crecimiento y desarrollo sostenido con la agroindustria como pilar de ese desarrollo con inclusión social e igualdad condiciones para todo el territorio del país.

(*) Consultor Agro Industrial.

Categorias: Arturo Navarro, Columnistas, Opinión

Perfil de Arturo Navarro: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.