Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Importante discurso presidencial

[ 0 ] 13 noviembre, 2017 |

por Juan Carlos de Pablo (*)

DE PABLO ivan jovanovicEl lunes pasado, ante 170 invitados especiales, el presidente de la Nación pronunció un discurso importante.

Sobre este evento, en su entrega anterior Contexto había conjeturado 3 alternativas: un discurso correcto, desprovisto de contenido; un discurso correcto, desprovisto de contenido, seguido de la firma, por parte de los concurrentes, de documentos que reflejaran las implicancias prácticas de lo que se acaba de decir; y un discurso correcto, desprovisto de contenido, seguido de un debate.

La tercera alternativa era una locura, la segunda eran altamente improbable, la primera era inocua.

El discurso pronunciado por Mauricio Macri se ubica entre la primera y la segunda. Porque fue un discurso correcto, con contenido, sin llegar a “poner los deditos”, en ese mismo momento, sobre los contenidos específicos.

Como corresponde, lo ví por TV –para semblantearlo- y luego lo leí completo. A continuación destaco lo que me parece más importante, y luego planteo las implicancias. 

.  .  .

“Hace poco más de una semana los argentinos dimos un enorme paso, confirmamos nuestra decisión de cambiar, decidimos profundizar la transformación que comenzamos juntos y que nació en el corazón de los argentinos”.

“Estamos sentando las bases para desarrollarnos y en ese camino cómo elegimos vincularnos unos a otros es casi tan importante como el resultado final. Debemos rechazar la violencia, buscar siempre el diálogo y fundamentalmente la paz”.

“Tenemos que avanzar en reformas donde cada uno ceda un poco”.

“3 ejes: 1) responsabilidad fiscal, inflación e impuestos; 2) reglas de juego que fomenten el empleo privado, formal; y 3) calidad institucional. Daré detalles pero no esperen una descripción de los instrumentos”.

“1) tenemos que comprometernos al equilibrio fiscal en todos los niveles de gobierno, acordar un camino entre Nación y provincias para acercarnos lo más posible al superávit de las cuentas públicas. Tenemos impuestos que ningún país tiene, el sistema impositivo es complicado y engorroso, además de evasión fiscal. Mañana o el miércoles vamos a presentar una propuesta de reforma tributaria”.

“Tenemos que pensar una conversación adulta y honesta sobre nuestro sistema de jubilaciones y pensiones, el cual esconde inequidades y no es sustentable. En la ley de reparación histórica se previó la creación de un consejo, para diseñar un nuevo sistema previsional en 3 años. En las próximas semanas vamos a convocar a la referida comisión”.

“2) Si queremos salir de la pobreza tenemos que crear más trabajo, es el único camino. Para eso, en los próximos días vamos a presentar algunas iniciativas que venimos conversando con los representantes del trabajo. También vamos a seguir combatiendo los excesos en la litigiosidad laboral”.

“Queremos dejar atrás un Estado complicado, lento, burocrático. ¿Cómo puede ser que a una PYME le pidan más de 1.500 declaraciones juradas por año, que generan 700 pagos por año. Las empresas tienen que concentrarse en producir e innovar, en lugar de gastar energías innecesarias en trámites”. 

.  .  .

Insisto, discurso importante. Ahora, como diría don Hipólito, a las efectividades conducentes.

Algunas de las reformas requieren leyes, otras decretos, otras meras resoluciones. Pertenece al ámbito del Ejecutivo la eliminación de trámites innecesarios. No necesita acuerdos con la oposición. ¿Habrán escuchado sus funcionarios al Presidente; se pondrán a trabajar? Por mi experiencia como consultor o conferencista, muy poco se avanzó en esto, a partir del 10 de diciembre de 2015.

Macri cambiará cosas, pero no su forma de ser. Gradualismo, diálogo, paz, etc. “Reformismo permanente”. Inminente la publicación de las propuestas impositivas, que implican una fortísima negociación con los gobernadores, previo envío al Congreso de los proyectos de ley; más parsimoniosa la modificación de la legislación laboral; mucho más la “conversación” sobre las modificaciones del sistema jubilatorio.

Vía menor déficit fiscal, y por consiguiente vía menor endeudamiento externo, puede haber algún aumento del tipo de cambio.

La lucha contra la inflación, con el esquema descentralizado que tiene este Poder Ejecutivo, es difícil de lograr. 2017 muestra lo que cabe esperar cuando reducir el aumento sistemático del nivel general de los precios se le “encarga” al Banco Central. ¿Quién estará a cargo de esto, de aquí en más?

Se hace política económica al andar, diría Antonio Machado. Así es. Con el correr del tiempo veremos la fuerza con la cual todo esto se llevará a la práctica.

¡Animo!

(*) Director de Contexto (juancarlosdepablo.com.ar) y miembro del Consejo Asesor de Carta Política.

(**) La pintura es de Ivan Jovanovic

Categorias: Columnistas, Opinión

Perfil de Juan Carlos de Pablo: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.