Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Cuando la política deja de ser un tema serio

[ 0 ] 5 julio, 2009 |

Por Jorge Triaca

La información dice que el presidente Chávez estatizó tres empresas siderúrgicas que integran al grupo Techint. Las asociaciones empresarias argentinas respondieron solidarizándose de inmediato con el grupo afectado. Mientras tanto, el gobierno argentino declaraba que haría todo lo posible para ayudar a la empresa, pero que reconoce el derecho soberano de Venezuela a tomar la decisión que tomó.

En estos casos lo mejor es hacer un ejercicio imaginando posibles casos parecidos. Vamos a suponer que el presidente Obama declarara la estatización de las 14.000 estaciones de servicio CITGO, propiedad del gobierno venezolano, que operan sin inconvenientes desde hace años en los Estados Unidos.

¿Cómo hubiera reaccionado en este caso el gobierno argentino, obviamente sin interés alguno en el incidente? ¿Hubiera declarado que el gobierno norteamericano tenía facultades soberanas para hacerlo? ¿Hubiera contestado el ministro del interior –como en el caso de Techint- o el Canciller Jorge Taiana habría planteado una cuestión de principios ante el gobierno de Obama, la OEA y/o las Naciones Unidas?

Mientras tanto se han agregado dos elementos de interés para el análisis.

  1. La presidenta declaró que la empresa Techint debió haber traído a los bancos argentinos los 400 millones de dólares que le pagaron en Venezuela por una estatización anterior. Suponemos que el razonamiento de Techint es bastante obvio: Primero, Chávez me expropia la compañía; Segundo, me piden que deposite lo que me paga en bancos argentinos y Tercero, el único amigo que tiene el gobierno argentino es el presidente Chávez. La conclusión también es obvia: me piden, de nuevo, que ponga la cabeza en la boca del león.
  2. El presidente venezolano declaró en Brasil que su país seguirá estatizando compañías dentro del programa Socialismo del Siglo XXI –si Carlos Marx viviera se suicidaría de inmediato- “menos las de origen brasileño”. Como esta afirmación provocó un escándalo, Chávez imputó la gravedad de sus declaraciones a los medios de comunicación. El comandante Chávez –finalmente un cómico- debería, para ser consistente, sostener que la invasión del último presidente Bush a Irak es una creación de los medios que la divulgaron.

La moraleja dice que lo único serio es la agresión de la empresa Techint en Venezuela, porque no tiene defensa y tendrá que aceptar lo que le paguen.

La gravedad de la posición del gobierno argentino en este tema, como en tantos otros, es el desconocimiento liso y llano de los datos de la realidad. Normalmente construye un relato de ficción y después sostiene que esta descripción es la realidad.

Esta traicionando un principio básico de los nombres e imágenes a quienes dice representar en esta campaña electoral: “la única verdad es la realidad”.

Etiquetas: , , ,

Categorias: Jorge Triaca, Opinión

Perfil de Jorge Triaca: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.