Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Roberto Di Sandro

[ 2 ] 8 diciembre, 2011 |

Por Felipe Yofre (*)

Una gran fiesta y calurosas felicitaciones recibió el decano de los periodistas en la Casa de Gobierno, Roberto Di Sandro, por haber cumplido 80 años la semana última. El experimentado cronista, que trabaja para el diario Crónica y para Radio Splendid, quedó visiblemente emocionado porque recibió mensajes de felicitaciones de funcionarios e incluso de Cristina Kirchner, toda una señal de distinción ante la frialdad de la primera mandataria con la prensa. Di Sandro comenzó a cubrir la información gubernamental en 1947. Llegó allí, hace 64 años, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón, por lo cual se manifiesta como ferviente militante “peronista de Perón”. (La Nación 5 de diciembre 2011)

“Octogenario, “zeneize” , tanguero y peronista ”

Ramón J. Cárcano en su libro “Mis primeros ochenta años” decía que “no se domina el conjunto de un ambiente sin conocer los hechos particulares” y añadía “no son historia, pero son elementos de la historia”. Así también los enclaves por donde transcurrió el devenir de nuestros protagonistas, y la sucesión de hechos y cosas que conformaron su personalidad.

Es el caso de Roberto Di Sandro. Nacido un 22 de Noviembre de 1931, en la calle Lemos 332 entre Jorge Newbery y Santos Dummont, barrio de Chacarita, próximo a la Avenida Corrientes y al Parque Los Andes, en el que muchos años atrás coexistían las canchas de Atlanta y Chacarita Juniors. En el mismo lugar en que se detuvo el coche fúnebre que transportaba a su última morada los restos del “zorzal” Carlos Gardel, su referente vocal.

También los cafés tangueros, el “Argentino” (allí debutó con Osvaldo Pugliese el “negro” Jorge Vidal, gran amigo de Roberto), o el “Los Andes” donde Raúl Outeda descubrió al oriental Julio Sosa y se lo llevó a Francini y Pontier. También sus célebres cantinas (el “Albamonte”) y las milongas de la época, con sus antológicos clubes habilitando sus canchas de básquet para que se pudiese bailar “típica y jazz”, como en el caso de “Pichuco” o Barry Moral, con las que Di Sandro hacía estragos.

Llevando en la mochila ese bagaje al que se sumaba su pasión por el futbol (xeneize a muerte) le pidió a su viejo el romano Carmelo Di Sandro, fotógrafo de La Nacion, Noticias Graficas, copropietario de Radiolandia con Julio Korn y luego chasirete del general Perón, le consiguiese un trabajo y así fue a parar a la agencia Telam, donde su director Nestor Osvaldo Parodi lo acreditó en la Casa Rosada el 29 de octubre de 1947.

Es esencial ubicar aquel año que Joseph Page calificó como el de la “salida del cascarón” de Evita en el que pronunció sus primeros veinte discursos políticos; viajó a Europa en visita oficial, impulsó el sufragio femenino y desde su Fundación se volcó a la justicia social Roberto recuerda una madrugada (las 4 de la mañana) en que Perón lo invitó con otros colegas a visitar el despacho de su esposa, que a esa hora seguía trabajando, rodeada de chicos del interior y de gente muy humilde.

A partir de entonces de muchos acontecimientos fue testigo el “decano” de la Sala de periodistas de la Casa de Gobierno. Así los bombardeos a la Plaza de Mayo en 1955, tirado en el suelo con Almonacid y Napp donde transmitió por teléfono lo que sucedía. Ese año anunció, tiempo después, la salida de Perón de la Embajada paraguaya con un sombrero rumbo a la cañonera, nota por la que cobró 50 pesos.

Pertenece generacionalmente a una camada de grandes cronistas que por la Rosada pasaron – Goyena, Romo , Bufano, Piñeyro, Enrique Bugatti entre otros – que dejaron su impronta en las célebres ruedas de prensa corriendo por los pasillos en búsqueda de la primicia, block en mano, sin movileros ni celulares.

Personalmente me une una hermandad con él de más de 50 años y he tenido el honor de compartir episodios memorables como las juras de Guido y de Lastiri en un Salón Blanco semivacío. Una anécdota lo pinta de cuerpo entero: la noche de la caída de Frondizi estaba con otros colegas en el salón de los bustos de la planta baja y se apersonó un jefe militar que le dijo “venimos a tomar la Casa de Gobierno” y Di Sandro le contestó “acá no hay nadie”…”entonces volvemos mañana” dijo el oficial y se fue.

También en la guerra de las Malvinas se pasó en la sala 72 días sin dormir.

Contemporáneo de Luis Clur, Gavilán, Ordoñez, Llamas de Madariaga, Raul y Mario Fernandez, marcaron su impronta en la profesión y el estilo.

Todos nuestros Presidentes lo frecuentaron en la Sala consultándolo y preserva de ellos recuerdos y anécdotas que desgrana en sus columnas “Intimidades de la Casa Rosada” y la dominical del diario “Crónica”.

Hace un par de meses compartimos vinos y viandas en el cumpleaños de Antonio Cafiero en San Isidro y hoy celebramos el suyo, junto a su señora Norma y sus hijas Silvia y Rosana. Este perfil intenta “universalizar la aldea” de un Ciudadano ilustre de Buenos Aires, ecléctico y entrañable, con quien compartí muchos años de radio y la amistad entre otros de Roberto Galán.

(*) Conservador Popular Porteño

Categorias: Columnistas, El corazón al Sur, Felipe Yofre

Perfil de Felipe Yofre: Ver Perfil.

Comentarios (2)

Trackback URL | Comentarios RSS

  1. romina dice:

    Hola, queria saber si conocen el nombre del libro que escribio este periodista con toda su experiencia en la casa rosada

    romina
    content.romina@gmail.com

  2. Mario Ruiz (ex-Sec.Priv.del Dr. Angel Robledo dice:

    Querido Roberto:

    Pleno de emoción vi el programa de S.del Moro del 1/7 y junto con Nélida considero que son dos de los pocos PERONISTAS que quedan, y por ello los felicito y aliento a seguir transmitiendo la doctrina que nos enseñó el Gral.Perón, a quien hoy recordamos con dolor y admiración. Guardo los mejores recuerdos de
    mi paso por la Casa de Gobierno (Interior) y gracias
    al ejemplo que Uds. me dieron vivo feliz con mi amada familia, trabajando de remisero pero con la
    tranquilidad y orgullo de ser peronista de Perón.
    Un fuerte abrazo AMIGO !!!!

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.