Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Perón, Lima y “un cielo para los dos”

[ 2 ] 23 mayo, 2011 |

Por Felipe Yofre (*)

Mis recuerdos de Don Vicente se retrotraen a la década del 40, en el viejo Partido Demócrata Nacional y puntualmente a un acto en el Teatro Odeón (yo era muy chico y concurrí con mi madre) en homenaje a Carlos Pellegrini, en el que hablaron Federico Pinedo (abuelo), mi padre Felipe Yofre y Vicente Solano Lima.

Años después se exilió en Montevideo a raíz de un diferendo  en  San Nicolas con Román Subiza y mi padre lo acompañó al Uruguay en una avioneta que despegó de  Gualeguaychú. Regresó en 1955 para asumir la titularidad de la Junta Reorganizadora del Partido, por entonces dividido en dos corrientes internas (concurrencistas y abstencionistas). Habló en Radio Belgrano como lo hicieron Arturo Frondizi por el radicalismo y Luciano Molinas por la democracia progresista. Fueron los primeros dirigentes políticos que hablaron por radio en nueve años.

En 1956, con una importante camada de dirigentes de extracción concurrencista (Emilio Hardoy y Vazquez Mansilla – que luego se retiran – y los históricos “Lalo” Paz, Fonrouge, y Amoedo entre otros) funda el Partido Conservador  Popular. Se postula entonces a la Presidencia  de la Nación, levanta sus banderas de “tregua, pacificación y amnistía” y consecuente  con su formación alsinista tiende la mano a los peronistas como un siglo atrás Don  Adolfo lo hizo con los rosistas.

Se reencuentra con Perón años después en España (se conocían desde la década del 30) y sus vastos conocimientos sobre la historia política del país y sus protagonistas, producen en el General que pergeñaba su retorno un gran atractivo hasta convertirse en un personaje central de la vida del Líder.

Tal era la confianza que le inspiraba Solano Lima a Perón que se convirtió en el único  político argentino dos  veces nominado por él: en 1963, a Presidente (con Silvestre  Begnis como Vicepresidente) vetado por el Presidente Guido y diez años después como Vicepresidente  de Héctor Cámpora, que triunfaron en las elecciones de 1973.

Lima fue siempre un dirigente conservador de fuerte vocación popular (su primer cargo  electivo lo obtuvo votado masivamente por los obreros del puerto de San Nicolas). Luego fue Ministro de Gobierno de la Provincia en dos oportunidades y Diputado  Nacional. Algún día deberemos analizar  el vínculo de estos políticos con los dirigentes sindicales en la década del 30, fundamentalmente en materia de  convenciones colectivas, para entender el voto posterior de los conservadores en la provincia en 1946 que viabilizó los triunfos de Perón y de Mercante y el acceso a bancas en el Congreso de hombres como Cámpora y otros de extracción conservadora.

Hoy un par de corrientes internas de dos agrupaciones políticas distintas (Frente para la  Victoria y Pro) se auto bautizaron “Solano Lima” para postular a sus candidatos que no pertenecen precisamente al conservadorismo popular, custodio de su legado espiritual y político.

No es mi intención juzgar estos actos sino evocar desde su perfil conservador; al vínculo que lo unió en la década del 40 a mi padre y con quien esto escribe a partir de 1963, a raíz del veto a su candidatura. Por entonces yo me desempeñaba en el Ministerio del Interior a cargo del General Osiris Villegas, ex miembro de la Misión Militar en Paraguay durante la Embajada de mi padre e intercedía con Lima por pedido de otro líder histórico del conservadorismo, “Lalo”Paz, quien en la primera presidencia de Perón había sido su Ministro de Relaciones Exteriores.

No fue fácil para muchos hombres de su generación entenderlo; asimilar sus vibrantes piezas oratorias (recuerdo en especial el cierre de campaña de 1973 en el  estadio de Independiente en Avellaneda)  comprender sus actitudes y sus vínculos con  la juventud  que despidió sus restos en 1984.

Por eso, como en el vals de Dizeo “un cielo para los dos” imagino a estos dos  grandes referentes (Perón y Lima) unidos en la nube imaginaria de un cosmos, donde la condición  popular y la justicia social prevalezcan.

(*) Conservador Popular Porteño

Categorias: Columnistas, El corazón al Sur, Felipe Yofre

Perfil de Felipe Yofre: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.