Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

La construcción de un nuevo ciclo

[ 2 ] 6 febrero, 2014 |

Hugo Martini

CARTA POLITICA

Hay expresiones que pocos comparten. Por ejemplo: “el kirchnerismo no invento los males, los llevó al colmo”. Para el gobierno, porque los males no existen y para muchos de sus críticos, porque el gobierno es el culpable de todo y después vemos. En estas dos palabras –después vemos- esta la clave del extravío de los últimos sesenta años.

Desde 1955 cada ciclo que termina ha sido reemplazado por otro con tres objetivos, aunque los actores no lo supieran: (1) terminar el anterior, (2) empezar la historia de cero y (3) después, ver qué hacemos. Este mecanismo –con una enorme carga de sueño infantil – encubre una trampa: rompe la idea de continuidad.

La falta de continuidad –la inexistencia de lo que Renán llamó “capital social”- es en parte la clave de arco que separa la experiencia argentina de la española, brasileña o chilena.

¿Estamos tan lejos de estos ejemplos? Adolfo Suárez, Fernando Enrique Cardoso o Ricardo Lagos –y la dirigencia que acompañó- imaginaron para sus países un proceso de continuidad en el cambio. Después de cuatro décadas los tres países, bajo la dirección de distintos partidos -con crecimiento, crisis y ajustes- han creado un círculo virtuoso de estabilidad política, consentido por todos.

En el comienzo de 2014 se esta preparando en la Argentina un final de ciclo para saltar hacia otro, nuevo y vacío. Todos –desde diferentes niveles- describen la crisis: políticos, empresarios, sindicalistas, analistas e intelectuales. Todos hablan de la realidad como de un cuadro que pintaron otros, porque no solo el gobierno transfiere las culpas. Casi todos relatan el final de un ciclo en un discurso dominado por la ausencia de propuestas y la repetición incesante de las mismas palabras: instituciones, república, corrupción, federalismo, etc. Un cuadro ausente de ideas –incluido los intelectuales- para diseñar la arquitectura de otro nuevo.

Para empezar a entender: deberíamos leer con otros ojos, la misma historia; leer que después de Rosas no vino Urquiza, vino Alberdi.

¿Podrá la inteligencia argentina imaginar y construir un ciclo que no implique un nuevo salto al vacío? Porque es necesario, incluso desde una perspectiva utilitaria: las últimas seis décadas no son, precisamente, la historia de un éxito.

Etiquetas:

Categorias: Columnistas, Hugo Martini

Perfil de Hugo Martini: Ver Perfil.

Comentarios (2)

Trackback URL | Comentarios RSS

  1. Jorge Etchepare dice:

    La frase mencionada por el Director. : “después de Rosas, no vino Urquiza…
    Vino Alberdi ” toda una adquisicion

    Jorge Etchepare

  2. martha dice:

    Necesito que me saquen una duda.La respuesta puede venir por el correo que figura arriba.
    Muchas veces pienso que nuestros problemas, históricamente hablando,tienen dos raíces : una el colonialismo de España,(con buena voluntad o por ambición??) y la otra porque nuestros próceres se han formado casi todos, en pleno florecer del liberalismo y el positivismo.
    Esp influyó y ahora, cuando Uds. dicen que “después de Rosas…vino ALBERDI” y yo recuerdo ciertas frases alberdianas referidas a la educación teniendo como paradigma al gentleman inglés y toda esa época en que había que tener como modelo siempre lo inglés a pesar de las Invasiones inglesas,me pregunto si no somos el fruto de una orientación pedagógica de la época ,que entre otras cosas ,hizo ATEA la educación argentina (Ley 1420 que rigió durante nada menos que 100 años!!!)
    No me extiendo en el tema, pero si hemos formado gente atea desde el vamos y se han dejado de lado los principios y valores que representa lo religioso, de cualquier origen sea (protestante,católico,judio…etc) ¿qué esperamos como resultado? Generaciones formadas sin esperanza,sin ideales, sin principios antropológicos fundados en valores,etc. Esa es la gente

    martha maidana

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.