Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Damaso Perez Prado

[ 1 ] 14 marzo, 2012 |

Por Felipe Yofre (*)

Cuentan que la Provincia de Matanza en Cuba es célebre no sólo por las playas de Varadero, sino también por sus ancestros africanos devenidos de los esclavos que la poblaron y sus raíces culturales que merecieron se la bautizase como la “Atenas de Cuba”, por su Plaza de Armas, rejas y edificios como el neoclásico Teatro Sauto. Allí nació, un 11 de diciembre (igual que Carlos Gardel y Julio de Caro), nuestro personaje de hoy, Dámaso Pérez Prado, pianista y compositor a quien definió alguna vez “Gabo” García Márquez como el hombre que “dio un golpe de estado contra todos los ritmos conocidos”.

Ejecutante primero en su ciudad natal, finalizó la década del 30’ integrando la Sonora Matancera para trasladarse posteriormente a La Habana. Allí se vinculó con el cantante Orlando Guerra “Cascarita”, primer figura de la agrupación “Casino de la playa”, a quien sedujo con sus arreglos musicales. Se incorporó al grupo y grabó –junto con “Cascarita”- distintos temas. Entre otros, el bolero “La última noche” de Bobby Collazo.

Un nuevo compás, el “mambo”, (cuya autoría se la arrogan un par de compositores cubanos) hizo que fundase su primera orquesta en 1946 al estilo de las Big Band norteamericanas, recurriendo a frases musicales breves (“riffs”), gran cantidad de instrumentos de bronce, bongoes, timbales y maracas. Paralelamente a este fenómeno, ciudades muy populosas de los Estados Unidos (Nueva York, Los Angeles, Miami) fueron pobladas por una inmigración de origen latino que se concentró en barrios marginales (Harlem, Bronx). Una fórmula de aliviar su hacinamiento consistió en que se volcasen masivamente a las pistas junto a otras colectividades relegadas, gestándose allí un fenómeno similar al que se dio entre nosotros con el tango.

Así deberá entenderse este original intercambio que generó un “do ut des” protagonizado por Stan Kenton, Gillespie con los dos “Tito” – Puente y Rodríguez- ,”Machito” y otros mas en el marco de pistas como el Palladium de Nueva York, revitalizando la industria discográfica . Se impuso en cabarets y lugares nocturnos sumándose mas tarde las vedettes y sus coreografías. De la mano de una de ellas, matancera igual que Dámaso, voluptuosa y exuberante – Blanquita Amaro – por entonces radicada en México donde había filmado con Pedro Infante “Escándalo de estrellas” , se trasladó a la Argentina por primera vez en 1947 a fin de presentarse en LR3 Radio Belgrano y otros escenarios.

Una antigua foto de la Revista Cantando de julio de 1947 los devuelve desde una escalerilla de avión en Buenos Aires, con Blanquita secundada por Dámaso, su maestro Director, a quien ya se lo apodaba “bigote de foca”. Aquí, entre otros temas presentó “Que rico el mambo”, bailado por la rumbera, que rodó con los “Cinco grandes del buen humor”, “Cuidado con las imitaciones” (1948 ) y, en 1949, una de las piezas de Dámaso ilustró la película “La doctora quiere tangos”, con Mirtha Legrand y Mariano Mores.

Volvió a México y Benny Moré ingresó a su gran banda. Con el Bárbaro del Ritmo grabaron, en los 50’, un repertorio que abarcó desde “Guajiro” (firmada por ambos) hasta “La mucura”.

Nadie es profeta en su tierra, tal el caso de Dámaso, incomprendido en su país natal (como Stan Kenton en el suyo) y célebre entre los yanquis y el mundo. Apeló a músicos notables del jazz como el trompetista Doc Severinsen, solista en muchos de sus discos, o Paul Webster, que junto a Doc Cheatham lo acompañaron en su nueva presentación en la Argentina en 1952. Con él actuaron aquí y en Montevideo junto a nuestros “Pichi” Massei y Jorge Buonsanti, fundador de los “5 latinos”.

Logró posicionarse durante muchas semanas a la cabeza de los hit parade americano con “Cerezo rosa y manzano blanco” canción que impulsó el meneo y el quiebre de caderas al que tanto le deben la “salsa” y el género latino. Entre otras técnicas novedosas sumó el órgano a su orquesta y grabó “Perdido” de Juan Tizol y “Cheek to cheek” entre otras. Falleció en México en 1989.

(*) Conservador Popular Porteño

Categorias: Columnistas, El corazón al Sur, Felipe Yofre

Perfil de Felipe Yofre: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.