Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

El abastecimiento triguero

[ 0 ] 20 mayo, 2009 |

Por Arturo Navarro

Los derechos de exportación del trigo hay que eliminarlos, porque la producción no alcanza para exportar. Si no hay exportación, no hay recaudación, por más necesidades fiscales que tenga el Estado. No hay otra alternativa para poder asegurar el abastecimiento interno de trigo que volver a la sensatez y la racionalidad. Si no es rentable, no se debe incentivar la siembra endeudando al productor.

El mercado debe funcionar libremente y sin la intervención en el negocio empresario de la ONCCA -organismo que hay que eliminar para terminar con los aprietes y la corrupción. La otra alternativa es que el Gobierno estatice formalmente el comercio de granos y asuma ante la sociedad las consecuencias de una mayor caída de producción.

Los tiempos electorales no siempre coinciden con los ciclos biológicos. Lo que no se resuelva en el mes de mayo, será determinante en el resultado final de esta importante producción que significó, en el ciclo 2007-2008, 5.300 millones de dólares de PBT para toda la cadena de trigo, repartida en 4,6% contratistas y servicios, 3% de insumos, 10,9% tierra y productor, 3,2 % comercialización, 49,2% industrias y 29,2% ingresos fiscales que representaron 1.700 millones de dólares.

La siembra de trigo para la campaña 2009-2010 sería de 3,5 millones de hectáreas. La caída del área sembrada de 1 millón de hectáreas relacionada con el ciclo 2008-2009 es consecuencia de las políticas implementadas por el Gobierno en los últimos años. Esta política provocó el rechazo de los productores a invertir en este cultivo por los altos riesgos políticos. Esta línea  lamentablemente continuará a pesar del acuerdo firmado por el sector exportador y el Gobierno, que determina condiciones especiales para la compra de un millón de toneladas de la cosecha 2008-2009, que ya está provocando un enfrentamiento entre los mismos protagonistas de la misma cadena.

El panorama se agrava, este año, por factores climáticos: escasa o nula reservas de aguas en el perfil de suelos y una información climatológica muy pesimista. Estos dos hechos determinan que el área prevista pueda reducirse y caigan los rendimientos históricos por hectárea, provocando que el país no tenga trigo para exportar e inclusive no alcance para cubrir la demanda interna en cantidad y calidad.

Si se sembraran las 3,5 millones de hectáreas a 2.000 Kg. por hectárea, que fue el rendimiento aproximado del año pasado, tendríamos una producción de siete millones de toneladas, que apenas permitirían atender el consumo interno.

En el supuesto de que se mantuvieran las 3,5 millones de hectáreas de siembra y el rinde promedio bajara a 1.500 Kg., estaríamos con una producción total de 5,25 millones de toneladas, que no alcanza para cubrir, tampoco, el consumo interno.

Hoy el resultado del trigo entrega enero 2010 representa 63 dólares menos que en enero 2009, a pesar de haber bajado los derechos de exportación de 28% a 23%. En la zona triguera núcleo, en campo arrendado y con 35 quintales, el resultado es negativo en 10 dólares.

En la zona triguera núcleo el trigo ocupaba entre el 40% y 50% del área sembrada. Como resultado de las políticas aplicadas por este gobierno en los últimos cuatro años, esta proporción se ha ido reduciendo a la mitad y se va optando por la siembra de cebada, que rinde un 20% más en volumen y su precio final es más alto, al no estar relacionado al precio del trigo como históricamente se acordaba. Con estos resultados no hay que sorprenderse si aumenta la siembra de soja en detrimento de los otros cultivos, si no cambian las políticas.

En la Argentina seguimos discutiendo si hay que vivir con lo nuestro y desacoplar los precios externos de los internos con los derechos de exportación y todo tipo de intervención para frenar los precios de los alimentos. Mientras tanto, en Brasil aumentaron la producción de trigo a 6 millones de toneladas y el resto lo está importando de Canadá y EE.UU., perdiendo la Argentina las ventajas arancelarias que tenía por ser parte del Mercosur.

Uruguay sembró en el último año 470 mil hectáreas y la proyección es aumentar el área. Su rendimiento promedio por hectárea está en 3.000 Kg., mientras que el nuestro fue de 2.000 Kg., diferencia que está directamente relacionada a la tecnología y a la innovación de nuevas variedades de semillas porque en ese país está protegida la propiedad intelectual.

No es mala idea hacer un poco de historia.

En el ciclo 1902-1903 se sembró en el país 3,69 millones de hectáreas. En el ciclo 1928-1929 el país pudo sembrar 9,2 millones de hectáreas con otras herramientas y otras tecnologías. Si hubiera política de Estado, están dadas las condiciones para poder sembrar por lo menos 7 millones de hectáreas y usando las nuevas tecnologías poder llegar a 4.000 Kg. por hectárea, lo que nos permitiría producir 28 millones de toneladas de trigo.

Todos esto argumentos quedaron corroborados en las diferentes exposiciones de los panelistas en el seminario a Todo Trigo, realizado la última semana en Mar del Plata.

En un trabajo presentado allí, “Intervención oficial en los mercados. El caso del trigo argentino 2006-2009″, se demuestra lo inviable de seguir con estas políticas por los costos y transferencias que generó la intervención del Estado en las campañas 2006/7 y 2008/09. La principal conclusión del trabajo demuestra que representó para los productores un costo de US$ 2.883 millones (US$ 90 la tonelada). De ese total, el 62% se distribuyó a sectores no necesitados (US$ 1.784 millones de distribución regresiva).

Esta tendencia se va a corroborar nuevamente en el ciclo 08/09. Estos datos demuestran que es imprescindible modificar las políticas en el mercado de trigo, porque generan un costo enorme para el productor, hace imposible cubrir las necesidades del mercado interno y fomenta un grave problema de inequidad entre todos los participantes de la cadena de trigo.

Etiquetas: ,

Categorias: Arturo Navarro

Perfil de Arturo Navarro: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.