Subscribe via RSS Feed Encuentranos en Flickr

Qué votamos cuando votamos por nuestras Comunas

[ 0 ] 5 julio, 2011 |

Por Carolina Poli Palazzo

Este domingo, además de legisladores porteños y Jefe de Gobierno, los ciudadanos de la Capital Federal elegirán por primera vez a los representantes de sus comunas. Como toda elección nueva, no siempre son claras las competencias de este nuevo nivel de representación.

La experiencia internacional demuestra lo variada que puede ser la implementación de un sistema descentralizado en barrios. Bolivia creó a demanda de los barrios, centros barriales mientras que Uruguay creo instancias de este nivel por disposición presidencial.

La Ley de Comunas fue sancionada en 2005 por la Legislatura Porteña para organizar el mandato constitucional que indicaba propiciar unidades de gestión política y administrativa descentralizadas. Las comunas vienen a planificar, ejecutar y controlar por mandato constitucional cuestiones de su competencia, siendo estas el mantenimiento de las vías secundarias y los espacios verdes. Las comunas tendrán su propio presupuesto pero no podrán crear impuestos.

Este nuevo espacio de representación apunta a involucrar al ciudadano en las decisiones más inmediatas, las de su barrio. Con esta medida cada ciudadano podrá acercarse a la gestión de sus necesidades y opinar sobre su barrio, ya sea en lo que es competencia de la comuna o acercando inquietudes a los representantes de la comuna para que las puedan trasladar a siguientes niveles de gobierno, puesto que las comunas participan en la prestación y control de los servicios que el Poder Ejecutivo brinda. Es la descentralización de la ejecución y el control en un nivel más cercano al vecino.

Con este sistema, cada barrio podrá resaltar su identidad cultural a través de actividades y valoración de edificios, festivales, eventos y plazas porque las comunas pueden decidir, contratar y ejecutar obras de desarrollo urbano, dentro de sus límites. Asimismo, pueden evaluar las necesidades de los vecinos además de gestionar actividades de políticas sociales y proyectos comunitarios dentro de su presupuesto, sumando estas actividades a las que genere el Gobierno de la Ciudad.

El presupuesto de cada comuna se conforma por la Ley de Presupuesto, por los bienes que el Gobierno le transfiera y por donaciones y legados. Así, cada comuna tendrá su propia previsión y asignación de recursos según lo que juzgue prioritario. Para esto se generó un Consejo de Coordinación Intercomunal, encargado de crear una matriz presupuestaria según lo que cada comuna necesite en base a sus indicadores sociales, económicos, culturales, etc. para poder evitar diferencias entre comunas. Este Consejo, además es el encargado de  la adecuación del padrón electoral, el equipamiento de las sedes de cada comuna y la difusión de instancias de participación.

El Gobierno de las Comunas se conformará por un órgano colegiado que votaremos este domingo próximo. Este es uno de los primeros órganos ejecutivos conformados por siete miembros. El número impar evita votaciones empatadas y al ser siete los miembros de esta Junta Comunal los consensos y la proporción de cada partido en la Junta se dificultan. Estos representantes duran 4 años en el cargo y no pueden ser reelectos por más de dos períodos sin un intervalo de 4 años, al igual que los legisladores porteños.

Cada Comuna tendrá un Consejo Consultivo Comunal que se integrará por representantes de entidades vecinales no gubernamentales, partidos, redes y organizaciones que tengan intereses en la Comuna para participar y dar seguimiento a las actividades de la gestión además de presentar propuestas a la Junta.

Desarrollando estas actividades, hasta la fecha se crearon los Centros de Gestión y Participación Comunal en todas las comunas, se adecuaron los límites territoriales y se garantizó la continuidad de la prestación de servicios. Por las críticas a estas medidas, miembros de la oposición al gobierno mencionaron que se trató de un proceso poco planificado que generaría más desorden del que resolvería y que son ahora las comunas las que tendrán que lidiar con las crisis de la Ciudad. Por supuesto, esto será refutado o validado con el tiempo; desde que se ponga en práctica este nuevo nivel de gobierno. De cualquier manera, la descentralización ayuda al ciudadano a involucrarse en la cosa pública y da una vía de solución a aquel reclamo que se escuchó en la crisis de 2001 que fue el de respetar las necesidades locales.

Categorias: Análisis e Informes

Perfil de administrador: Ver Perfil.

Responder




IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Para dejar una imagen en el comentario, ir a Gravatar.